Page images
PDF
EPUB

de ésta con inclusión de la partida para que como encargado que es por el Supremo Consejo, para el auxilio de estas providencias lo haga ejecutar a la mayor brevedad del modo que le parezca más conveniente. Así lo proveyó y mandó, de que doy fe.- Fray Mariano Durán, Visitador General, Fray Francisco Bustamante Maestro Rector y Secretario de la Visita. Cusco y mayo diez y ocho de mil ochocientos diez y ocho".

A.G.I. Aud. Cusco. Leg. 72.

[ocr errors]

232

VISITA HECHA EN EL CONVENTO DEL CUZCO POR EL REVERENDO PADRE FRAY MARIANO DURAN

Cuzco y abril 17 de 1,818.

Muy ilustre señor Presidente. El Reverendo Padre Fray Mariano Durán, Provincial actual de la Merced de Lima y Visitador de ésta del Cuzco, ante Vuestra Señoría conforme a derecho parezco y digo:

Que conviene al mío el que su integridad se sirva mandar que el escribano de Gobierno me ministre testimonio en manera que haga fe de los adjuntos documentos, que con la solemnidad necesaria acompaño con el objeto de dar cuenta de cuanto se ha obrado en mi comisión y que fecho con la respectiva citación se me devuelva uno y otro.- Por tanto. A Vuestra Señoría pido y suplico que en virtud de lo expuesto se sirva mandar como solicito y para ello, etc.- Fray Mariano Durán, Visitador General (rúbrica).

(Al margen). Désele al suplicante el testimonio que pide por citación del Señor Fiscal (una rúbrica).

En la ciudad del Cuzco en diez y ocho días del mes de abril de mil ochocientos diez y ocho años, yo el escribano mayor de Gobierno hice la citación prevenida al Señor don Martín José de

Mujica del Consejo de Su Majestad su Fiscal del Crimen de esta Real Audiencia, doy fe.- Mar (rúbrica).

232

VISITA HECHA EN EL CONVENTO DEL CUZCO POR EL REVERENDO PADRE FRAY MARIANO DURAN

Cuzco y abril 17 de 1818

Muy ilustre señor Presidente.- El Reverendo Fray Mariano Durán, Provincial actual de la Merced de Lima y Visitador de ésta del Cuzco, ante Vuestra Señoría conforme a derecho parezco y digo:

Que conviene al mío el que su integridad se sirva mandar que el escribano de Gobierno me ministre testimonio en manera que haga fe de los adjuntos documentos, que con la solemnidad necesaria acompaño con el objeto de dar cuenta de cuanto se ha obrado en mi comisión y que fecho con la respectiva citación se me devuelva uno y otro, por tanto. A Vuestra Señoría pido y suplico que en virtud de lo expuesto se sirva mandar como solicito y para ello etc.- Fray Mariano Durán, Visitador General (rúbrica).

(Al margen). Désele al suplicante el testimonio que pide por citación del Señor Fiscal (una rúbrica).

En la ciudad del Cuzco en diez y ocho días del mes de abril de mil ochocientos diez y ocho años, yo el escribano mayor de Gobierno hice la citación prevenida al Señor don Martín José de Mujica del Consejo de Su Majestad su Fiscal del Crimen de esta Real Audiencia, doy fe.- Mar (rúbrica).

Habiendo esta Real Audiencia del Cuzco informado al Supremo Consejo que los religiosos de este Convento de Nuestra Señora de las Mercedes habían sido comprendidos en la insurgencia del Rebelde José Angulo y sus secuaces a fin de poner el remedio

oportuno al grave mal de sus opiniones subversivas, el referido Supremo Consejo mandó a mi Excelentísimo General me nombrase de Visitador de este Convento. En esta virtud para poder tomar las medidas a propósito para poder desterrar el sistema de insurrección y que la memoria de alguna reforma produzca entre los miembros de este Convento la de su enmienda y dar cumplimiento a tan altos designios se ha de servir Usía mandar a los sujetos que abajo se denominan que declaren con la mayor reserva y prontitud todo lo que supieren en orden a la conducta de estos religiosos por haberse hallado en aquella época y conforme al interrogatorio que yo en mis oficios les haga para en virtud de su informe que deberán hacerlo a continuación de mi oficio proceder a tomar las providencias oportunas.

Sujetos que han de informar: El Señor Teniente Coronel y Mayor del Regimiento del Infante don Carlos, Don Antonio del Valle; el Capitán don Domingo Mollinedo; Teniente Coronel don Mariano Ugarte; el Reverendo Padre Prior del Convento de San Agustín Fray Pedro Nolasco Lezama; Coronel don Domingo Luis Astete; don Baltazar Villalonga, tesorero de las Reales Cajas; Doctor don Juan Corvacho, Relator de esta Real Audiencia; don Evaristo Simón de Gamarra; Doctor don Francisco Pacheco; don Mariano Arriaga; Teniente Coronel don Miguel Espinoza; Teniente Coronel don Francisco Mendoza y el Doctor don Manuel de Torres Matto, Asesor de esta Real Audiencia como también el Señor Doctor Juan Munive y Mozo, Gobernador-Provisor y Vicario General de este Obispado.

Dios guarde a Usía muchos años. Convento de la Merced de la Ciudad del Cuzco y Marzo de mil ochocientos diez y ocho.Fray Mariano Durán, Visitador General.- Señor Presidente de esta Real Audiencia don Pío de Tristán y Moscoso.

Acompaño a Vuesa Paternidad Muy Reverenda otros tantos oficios cuantas son las personas designadas, en el suyo de esta fecha, con el objeto de que informen con la posible reserva y perfecta exactitud a continuación del que Vuesa Paternidad Muy Reverenda les dirija de la conducta que observó la comunidad de este Convento de la Merced en tiempo de la Insurrección del Caudillo Angulo, para las determinaciones que llenen los deseos del Supremo Consejo de Indias, objeto de la comisión dignamente confiada a los conocimientos y celo de Vuesa Paternidad Muy Reverenda. Dios Guarde a Vuesa Paternidad Muy Reverenda mu

[ocr errors]
[ocr errors]

chos años. Cuzco cuatro de marzo de mil ochocientos diez y ocho años. Pío de Tristán.- Reverendo Padre Maestro Fray Mariano Durán, Visitador General.

Habiendo esta Real Audiencia del Cuzco informado al Supremo Consejo que los religiosos de este Convento de Nuestra Señora de las Mercedes habían sido comprendidos en la insurgencia del Rebelde José Angulo y sus secuaces a fin de poner el remedio oportuno al grave mal de sus opiniones subversivas, el referido Supremo Consejo mandó a mi Excelentísimo General me nombrase de Visitador de este Convento en esta virtud para poder tomar las rnedidas a propósito de desterrar el sistema de la insurrección y que la memoria de alguna reforma produzca entre los miembros de este Convento la de su enmienda y dar cumplimiento a tan altos designios. Es indispensable que los sujetos de honor que se hallaron en esta Capital durante la Insurrección y fueron conocidamente adictos a la justa causa de nuestro Monarca y se sacrificaron en obsequio de ella informen lo que observaron en aquella época. Y siendo Usía uno de los principales en este orden le suplico tenga la bondad de informar con la mayor reserva a continuación de éste, todo lo que supiere y fuere público con arreglo al interrogatorio siguiente:

Primeramente si sabe y le consta que todos los religiosos de este Convento fueron comprendidos en la insurgencia del rebelde José Angulo y sus secuaces, y si no fueron todos, cuántos y cuáles fueron.

Segunda, si sabe y le consta que tomaron armas contra la causa del Rey.

Tercera: Si exhortaron con predicaciones al pueblo, o si en conversaciones públicas persuadían con sus raciocinios a fin de sostener el sistema de la rebelión, si fueron todos, o cuántos y quiénes fueron.

Cuarta: Si dieron auxilios a los rebeldes con dinero u otro arbitrio para sostener la depravada causa de la insurgencia. Si el día que se llamaron a las corporaciones a que prestasen el Juramento para establecer la capitanía general toda esta comunidad juró o si fueron remisos algunos para que jurasen. Cuántos y quiénes fueron.

Quinta: El día que llamaron a las Corporaciones a que prestasen el juramento, para establecer la Capitanía General toda esta comunidad juró o si fueron remisos algunos para que jurasen, cuántos y quiénes fueron.

Sexta: Si sabe y le consta que los que servían de doctrineros o ínteres en los curatos sostuviesen el sistema de la Insurgencia exhortando a sus feligreses en el Púlpito o en conversaciones públicas, y cuanto supiere sobre la materia.- Dios guarde a Usía muchos años. Convento de la Merced del Cuzco y Marzo cuatro de mil ochocientos diez y ocho.- Fray Mariano Durán, Visitador General.- Señor Coronel y Mayor del Regimiento del Infante don Carlos, Don Antonio del Valle.

En vista de lo que Vuesa Paternidad Muy Reverenda me dice en reservado de la vuelta, cumpliré con sólo contestar que en los cincuenta y un días que estuve en ese Convento de la Merced del Cuzco, confinado por José Angulo General de los Revolucionarios; época en que estaba con mayor fuerza la revolución y sus desórdenes, a causa de sus aparentes éxitos que tenían en la frontera de las otras provincias adictas a la justa causa del Rey, no observé nada a los religiosos que en ese tiempo habitaban en el Convento contra el soberano, ni adhesión a las máximas revolucionarias, mas para hacerlo con la extensión y orden que me pide vuesa paternidad muy reverenda, iré respondiendo a cada pregunta lo que de ellas supiese, por haberlo presenciado u oído a personas fidedignas, en inteligencia, que todo será con la verdad y justicia que se debe bajo de mi palabra de honor.

La primera parece estar contestada en lo ya expuesto, pero añadiré que al Reverendo Padre presentado Fray Guillermo Lezama, Comendador entonces de esa Casa, le acusaban de ser cómplice de la Revolución porque visitaba la casa de José Angulo, y comía muchas veces con él, mas se fijó que esto era una máxima política que había tomado con el fin de ver si podía se pararle de aquel sistema y al propio tiempo auxiliar en todo lo posible a los fieles al REY que estaban perseguidos como lo experimentaron varios, principalmente una señora arequipeña, que en un curato cerca de Pueblo Nuevo, levantó hombres armados a favor de la Justa causa del REY, por cuyo motivo después de dispersar sus tropas la prendieron y depositaron en el beaterio de las Nazarenas, de esta ciudad, donde el Padre Lezama la auxilió y consiguió por sus muchas súplicas, saliese en libertad lo que

« PreviousContinue »