Page images
PDF
EPUB

rios del muy noble y muy leal Señorio de Vizcaya, sus Juntas, Regimientos y Diputaciones generales, se certificó, que habiándose congregado, segun costumbre, en Santa María de la antigua de Guernica, en su Junta general, D. Juan Antonio de Razan y Melo, Marques de San Gil, de mi Consejo, y Oidor en la Real Audiencia y Chancillería de la ciudad de Valladolid, D. Juan Martin de Landecho y D. Miguel Ignacio de Barroeta, Corregidor y Diputados generales del Señorío; D. Juan Manuel de Uriarte y D. Joseph Manuel de Villa-Real, Abogados de mis Consejos, sus Síndicos generales de él; y los Caballeros Escuderos, Hijosdalgo, y sus Procuradores, Junteros nombrados por las Antiglesias, villas, ciudad, encartaciones y merindad de Durango, en virtud de sus poderes el dia trece del referido mes, que fue asignado por despacho convocatorio, expedido por la Diputacion del Señorío, para tratar, conferir y resolver cosas tocantes al servicio de la Magestad divina y mia, y bien universal de él, y especial y principalmente, teniendo presente mi Real orden preinserta de diez y seis de Diciembre de mil setecientos veinte y dos, y poder dado á D. Joseph de la Quintana y D. Antonio de Lezama y Axpee en Junta de merindades de veinte y dos de Abril de mil setecientos veinte y siete, nombrándolos por Caballeros en Corte y capitulados concordados en su fuerza y virtud en veinte y dos de Noviembre de él por D. Joseph Patiño con estos Caballeros en Corte, unánimes y conformes los referidos Junteros, hicieron y otorgaron por sí y en nombre del Señorío á quien representaban, el instrumento de aprobacion y ratificacion de la convencion, y acordaron y decretaron que otorgaban y daban todo su poder cumplido á dichos D. Antonio de Lezama y D. Joseph de la Quintana, á quienes y á cada uno de ellos llevaban nombrados, y siendo necesario nombraban nuevamente in solidum por Diputados en Corte, y apoderados para los fines y efectos expresados en dicha mi Real orden de diez y seis de Diciembre de mil setecientos veinte y dos, y en fuerza de este nombramiento y poder, los dichos D. An

tonio de Lezama y D. Joseph de la Quintana, arreglándose al preinserto decreto y preservadas exenciones y libertades del fuero del dicho muy noble y muy leal Señorío, pusiesen el mayor desvelo y vigilancia en mi Real servicio, desempeñando mi confianza como tan fidelísimos vasallos, buenos hijos del Señorío, pues para todo lo ar→ reglado á dicha mi Real orden se les dió poder en la forma expresada. Y teniendo presente lo estipulado ya pre inserto en veinte de Noviembre de mil setecientos veinte y siete, habiéndose tratado y conferido en la refe¬ rida Junta general sobre el cumplimiento de la segunda parte de mi Real decreto del año de mil setecientos veinte y dos y capítulos ya referidos, acordados con D. Joseph Patiño, y los Apoderados y Diputados en Corte, enterados de su tenor los Caballeros Escuderos, Hijosdalgo, poder habientes de las nobles Anteiglesias, villas, ciudad, encartaciones y merindades de Durango de dicho Señorío, y demas Caballeros que se hallaban en aquella Junta, por sí mismos y de los referidos pueblos, sus vecinos y moradores con uniforme acuerdo dijeron: que aprobaban y ratificaban, y en efecto aprobaron y ratificaron lisa y llanamente todos y cada uno de los artículos de la citada convencion de veinte de Noviembre del año de veinte y siete, en todo y por todo como en ellos se contiene, y se obligaron con sus personas y bienes, y de los pueblos sus constituyentes, y sus propios y rentas á la observancia, ejecucion y cumplimiento de los ya citados artículos, con todas las cláusulas, fuerzas y firmeza de derecho necesarias, que en dicho testimonio dieron por insertas, sin ecepcion ni limitacion alguna.

Y las providencias que el Señorío de Vizcaya establece, con motivo de lo que se estipuló en el artículo segundo de la antecedente convencion hecha en el año de veinte y siete, y lo que sobre todas previno D. Julian de Cañaveras, de mi Consejo, y Fiscal en Sala de Millones, son en la forma siguiente.

Antonio de Eizaga, Escribano Real de su Magestad, vecino de la noble Anteiglesia de Galdacano y Juan Jo

seph de Torrentegui, Escribano Real público del número de esta noble villa de Bilbao, Secretarios del muy noble y muy leal Señorío de Vizcaya, y sus Juntas, Regimientos y Diputaciones generales, certificamos, damos fe y verdadero testimonio, como habiéndose congregado segun costumbre en Santa María de la antigua de Guernica, en su Junta general, los Señores D. Joaquin Antonio de Bazan y Melo, Marques de San Gil, del Consejo de su Magestad, su Oidor en la Real Audiencia у Chancillería de la ciudad de Valladolid, D. Juan Martin Landecho y Don Miguel Ignacio de Barroeta, Corregidor y Diputados generales de este dicho Señorío, D. Juan Manuel de Uriarte y D. Joseph Manuel de Villareal, Síndicos generales de él; y los Caballeros Escuderos, Hijosdalgo y Procuradores, Junteros nombrados por las Antiglesias, villas, ciudad, encartaciones y merindad de Durango, en virtud de sus poderes, el dia trece del corriente mes, que fue asignado por despacho convocatorio espedido por los Señores de la Diputacion general de este dicho Señorío, despues de haber aprobado y ratificado lisa y llanamente en todo y por todo los capítulos concordados por el Ilustrísimo Señor D. Joseph Patiño, Caballero del orden de Santiago, del Consejo de su Magestad, Gobernador del de Hacienda y sus Tribunales, su Secretario de Estado y del Despacho Universal tocante á Indias, Marina y Hacienda, y Superintendente general de ella y de Rentas generales del Reino, con los Señores D. Antonio de Lezama y Axpee y D. Joseph de la Quintana, Diputados en Corte, en veinte de Noviembre del año próximo pasado de mil setecientos veinte y siete, acordaron un decreto de providencias del tenor siguiente:

1.o Teniendo presente que la libre introduccion de tabaco, cacao, azúcar, bainillas, canela y especiería, y demas géneros contenidos en la convencion, debe ceder en beneficio del Señorío sin tracender su franqueza á otras provincias ni pueblos; en esta consecuencia y en fuerza de la confianza que la soberana dignacion de su Magestad se sirve hacer del zelo y amor con que este Se

[blocks in formation]

ñorío siempre ha concurrido gustosamente al justo fin de asegurar el fiel cobro de sus Reales derechos y evitar fraudes, y de la Real orden y facultad que por el artículo segundo de dicho estipulado se encarga para las específicas y eficaces providencias que repriman el curso de contrabandistas y penas que contengan, y castiguen á los naturales que defraudaren ó coadyuvaren al perjuicio de las expresadas rentas, se acuerda y manda que para la introduccion de tabaco por mar, haya de preceder la misma solemnidad y precaucion de guias de los Señores Diputados generales que por los artículos cuatro y cinco quedaron estipuladas para el tabaco, que libremente puede conducirse de este Señorío para el consumo de las provincias de Guipúzcoa y Alava, ó desde la de Guipúzcoa á este Señorío; y lo que se encontrare sin esta formalidad, se ha de detener y declarar igualmente por decomiso y en la concesion dellas se tendrá la mas atenta reflexion á la calidad de la persona que las pide, coyuntura de los tiempos, falta ó abundancia de este género en el pais, y demas circunstancias que preserven de exceso y fraude contra la renta. Sin embargo de no estarle concedido al Señorío la entrada del tabaco por mar, se aprueba esta providencia, y permite por ahora, y sin perjuicio de los derechos y regalías de su Magestad, con que hayan de hacerse tambien con guias de los Directores generales de la renta, y no en otra forma, y segun está convenido para la extraccion del mismo Señorío á Navarra y Castilla. Cañaveras."

2. Que en la persona y bienes de los defraudadores de dicha renta del tabaco, sus fautores ó auxiliadores, y sus receptores, se ejecuten irremisiblemente las penas establecidas por su Magestad en Madrid á veinte de Noviembre de mil setecientos diez y nueve refrendadas de D. Gerónimo Ocio de Salazar, en lo que son compatibles con las leyes del fuero de este Señorio: bien entendido que ha de quedar excluida la pena de confiscacion de bienes raices sitos en este dicho Señorio, sus villas, ciudad, encartaciones y merindad de Durango, por no ser

confiscables como se declara por las leyes veinte у cinco del título once, y la catorce del título veinte; y las penas pecuniarias se han de aplicar, una tercia parte para los denunciadores, á fin de que haya quien denuncie; y las otras dos tercias partes para reparos de caminos adonde pertenezca el todo, conforme á las leyes cuatro y cinco y seis del título veinte y siete, y las de galeras y otras ignominiosas, se han de entender de presidio contra los naturales de este Señorío, por su notoria nobleza de san¬ gre.» Apruébase con que la aplicacion de las penas pecuniarias al denunciador y reparos de caminos, no se en¬ tienda á los géneros comisados y de fraude, ni á los tabacos, bagajes y embarcaciones que se denunciaren, y en que se condujeren; porque estos y su valor se han de aplicar segun órdenes y bandos generales, y como está prevenido en el capítulo tercero de la convencion entre su Magestad y el Señorío. Cañaveras.____"

3. Que las justicias ordinarias de este Señorío, espe→ cialmente las de los confines, han de aplicar el mas cui→ dadoso zelo para aprehender á los contrabandistas, y proceder contra ellos y sus bienes, auxiliadores y receptores á la ejecucion y aplicacion á la pena de comiso y demas que quedan expresadas. Apruébase en todo lo que sea compatible con lo convenido con el Señorío en la condicion tercera..__Cañaveras._____"

4.° Que los Señores Diputados generales con su acos tumbrado zelo han de dar todo el fomento, auxilio y providencias que para lo que va encargado necesitaren los Jueces ordinarios, contra los cuales han de proceder como contra fautores y auxiliadores, en caso de que disimulen ú omitan el castigo de los fraudes, ó en alguna manera faltaren á la integridad y pureza, con que el Señorio desea la eficacia de estas providencias y la confianza de la acrisolada lealtad de los Señores Diputados generales, para cuyos empleos justísimamente son distinguidos los caballeros del primer lustre y decoro, y de la mas acreditada experiencia y pundonor del Señorío.→→ Aprué

base. Cañaveras.____"

« PreviousContinue »