Page images
PDF
EPUB

chos instrumentos auténticos ,,authentica instrumenta ex

,,copiados de ella."

,,hibeant."

Los Prelados que contradiéron Prælati qui

al decreto de suspension del Concilio de 28. de Abril de 1552. fueron

los siguientes.

El Arzobispo de Sacer.
El Obispo de Lanciano.
El Obispo de Venosa.
El Obispo de Tuy.
El Obispo de Astorga.

El Obispo de Ciudad-rodrigo.
El Obispo de Castelmar.
El Obispo de Badajoz.
El Obispo de Elna.
El Obispo de Guadix.
El Obispo de Pamplona.

El Obispo de Calahorra contradijo precisamente á la suspension, sin distinguir entre la suspension, ó prorrogacion del Concilio.

contradixerum

decreto suspensionis Concilii XXVIII. Aprilis M.L.LI

fuerunt isti.

[blocks in formation]

* Exscriptum ex editione Metinnensi an. 1554.

PA

PADRES

Que no se conformárou al de-
creto de la tercera abertura del
Concilio, Sesion XVII. y cuya
oposicion di motivo á la decla-
racion de las palabras del mismo
decreto en el capitulo XXI,
de la Sesion XXIV.

NOMINA

Quatuor Prælatorum qui ad prius XVII. Sessionis decretum non responderunt simpliciter per verbum Placet, sed eo modo, qui ad cujusque nomen notatur.

E1 1 Rmo. Sr. Pedro Guerrero, R. D. Petrus Guerrero,

Arzobispo de Granada, presentó una esquela del tenor siguiente:,, Aquellas palabras del decre,,to (Ses. XVII.): preponentibus Legatis, ac Præsidentibus, à pro"Posicion de los Legados Y Presidentes; no me gustan por ser „nuevas, y nunca usadas en los Concilios hasta ahora; por no "ser necesarias; y por no ser Convenientes, en especial en estos tiempos. Por tanto pido al notario de este santo Conci„lio que inserte este voto mio en las actas, junto con el men„cionado decreto, y me dé un testimonio auténtico de ello."

[merged small][merged small][ocr errors][ocr errors][merged small]
[ocr errors]

Archiepiscopus Granatensis. Hic dedit schedulam hujus tenoris: Verba illa decreti, proponentibus Legatis, ac Pra„sidentibus, mihi non placent, „tamquam nova, nec hacte,,nus in conciliis posita, et non necessaria, nec expedientia, his maxime temporibus. Ideo peto ab hujus s. Synodi notario, ut hoc meum suffragium inserat inter acta dictæ s. Syno„di, una cum præfato de„creto mihique authenticum illius instrumentum exhibeat."

[ocr errors]
[ocr errors]

"

[ocr errors]
[ocr errors]

P. Granatensis, &c.

R. D. Joannes Franciscus Blanco, Episcopus Auriensis. Hic dedit schedulam tenoris subsequentis: „Non piacent „illa verba : Proponentibus

lm. et Rm. D. L. Legatis,

"tum

[ocr errors]

Ilmos. y Rmos. Sres. Legados; tanto porque no es costumbre

[ocr errors]

solent poni

„tum quia non solent in hujusmodi decretis, tum „ponerlas en semejantes decre- etiam quia videntur sonare

[ocr errors]
[merged small][ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors][merged small]
[ocr errors]

n

,,de convocacion de este Conci-,,lii, cui respondere debet ,,lio, á la que debe conformarse el ,, decreto de su abertura: en cuya ,,consecuencia pido, que á no bor,,rarse dichas palabras, inserte „el R. Sr. secretario este voto ,,mio despues del mismo decreto: en lo demas me conformo."

Juan Obispo de Orense.

decretum apertionis ejusdem: quapropter, nisi deleantur, peto à R. D. se„cretario, „cretario, ut hanc meam „sententiam ,,sententiam subscribat ei„dem decreto. Cætera pla"cent."

Jo. eps. Auriensis, &c.

R. D. Andreas de Cuesta, Episcopus Legionensis. Hic dixit hæc verba: „Placet,

El Rmo. Sr. Andres Cuesta, Obispo de Leon, dixo estas palabras:,,Me conformo al decreto, con tal que propongan los Le-,,dummodo Legati proponant, "gados io que juzgare el Conci,,lio digno de proponerse."

El Rmo. Sr. Antonio Corrionero, Obispo de Almeria, dixo las mismas palabras que el Rmo. Obispo de Leon.

[blocks in formation]

quæ visa fuerint Concilio digna proponi.“

R. D. Antonius Corrionero, Episcopus Almeriensis. Protulit eadem verba,quæ protulerat R. D. Episcopus Legionensis.*

CE

CÉDULA

DE PHELIPE II.

EN QUE MANDA LA OBSERVANCIA DEL CONCILIO. Don Phelipe, por la gracia bernadores, Alcaldes mayores

de Dios Rey de Castilla, de Leon, de Aragon, de las dos Sicilias, de Jerusalen, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaen, de los Algarbes, de Algecira, de Gibraltar, de las Islas de Canaria, de las Indias, Islas y tierra firme del mar Oceano, Conde de Flandes, y de Tirol, &c. Al Serenísimo Príncipe don Carlos, nuestro muy caro y muy amado lijo: E á los Prelados, Cardenales. Arzobispos, y Obispos, y á los Duques, Marqueses, Condes, Ricos-homes, Priores de las ordenes, Comendadores, y Subcomendadores, y á los Alcaydes de los castillos, y casas fuertes y llanas, y á los del nuestro Consejo, Presidentes y Oidores de las nuestras Audiencias, Alcaldes, Alguaciles de la nuestra Casa y Corte, y Chancillerías Y á todos los Corregidores, Asistente Go

[ocr errors]

y ordinarios, y otros jueces y justicias qualesquier de todas las ciudades, villas y lugares de los nuestros reynos y señoríos, y á cada uno y qualquier de vos en vuestra jurisdicion, á quien esta nuestra carta fuere mostrada, salud y gracia: Sabed que cierta y notoria es la obligacion que los Reyes y Príncipes cristianos tienen á obedecer, guardar y cumplir, y que en sus reynos, estados y señoríos, se obedezcan, guarden y cumplan los decretos y mandamientos de la santa madre Iglesia, y asistir, y ayudar, y favorescer al efecto y execucion, y á la conservacion de ellos, como hijos obedientes y protectores, y defensores de ella, y la que ansimismo por la misma causa tienen al cumplimiento y execucion de los Concilios universales, que legítima y canónicamente con la autoridad de la santa sede Apos tólica de Roma han sido convocados y celebrados. La autoridad de los quales Concilios

[ocr errors]

universales fue siempre en la iglesia de Dios de tanta y tan grande veneracion, por estar y representarse en ellos la iglesia Católica y universal, y asistir á su direccion y progreso el Espíritu Santo. Uno de los quales Concilios ha sido, y es, el que últimamente se ha celebrado en Trento, el qual primeramente á instancia del Emperador y rey mi señor, despues de muchas y grandes dificultades, fue indicto y convocado por la felice memoria de Paulo III. Pontífice Romano, para la extirpacion de las heregias y errores que en estos tiempos en la cristiandad tanto se han extendido, y para la reformacion de los abusos, excesos y desórdenes de que tanta necesidad habia. El qual Concilio fue en vida del dicbo Pontífice Paulo III. comenzado. Y despues con la autoridad de buena memoria de Julio III. se prosiguió, y últimamente con la autoridad y bulas de nuestro muy santo Padre Pio IV. se ha continuado y proseguido hasta se concluir y acabar

en el

qual intervinieron y concurrieron de toda la cristiandad, y especialmente de estos nuestros reynos, tantos y tan notables Perlados, y otras muchas personas de gran doctrina, reli

gion y exemplo. Asistiendo asimismo los Embajadores del Emperador nuestro tio, y nuestros, y de los otros reyes y príncipes, repúblicas, y potentados de la cristiandad, y en él con la gracia de Dios, y asistencia del Espíritu Santo se hicieron en lo de la fe y religion tan santos y tan católicos decretos: y ansimismo se hicieron y ordenaron en lo de la reformacion, muchas cosas muy santas, y muy justas, y muy convenientes, y importantes al servicio de Dios nuestro señor y bien. de su iglesia, y al gobierno y policia eclesiástica. Y agora habiéndonos su Santidad enviado los decretos del dicho santo Concilio impresos en forma auténtica: Nos como católico. Rey diente y verdadero hijo de la iglesia, queriendo satisfacer y corresponder á la obligacion en que somos, y siguiendo el exemplo de los reyes nuestros antepasados de gloriosa memoria, habemos aceptado y recebido, y aceptamos y recebimos el dicho sacrosanto Concilio, y queremos que en estos nuestros reynos sea guardado, cumplido y executado, y daremos y prestaremos para la dicha execucion y cumplimien to, y para la conservacion y

y obe

de

« PreviousContinue »