Page images
PDF
EPUB
[ocr errors]

topando algún perro descuidado se le ponía junto, Y á plomo dexaba caer sobre él el peso. Amohinábase el perro , y dando ladridos y aullidos , no paraba en tres calles. Sucedió pues que entre los perros que descargó la carga, fué uno un perro de un bonetero , á quien quería mucho su dueño. Baxó el canto 5 dióle en la cabeza , alzó el grito el molido perro , violo , y sintiólo su amo : asió de una vara de medir , y salió al loco, y no le dexó hueso sano y y cada palo que le daba , decia: perro ladrón ;á mí podenco? ¿ no viste cruel , que era podenco mi perro? y repetiéndole el nombre de podenco muchas veces, envió al loco hecho una alheña. Escarmentó el loco , y retiróse , y en mas de un mes no salió á la plaza , al cabo del qual tiempo volvió con su invención , y con mas carga. Llegábase donde estaba el perro , y mirándole muy bien de hito en hito , y sin querer , ni atreverse á descargar la piedra 5 decia: este es podenco , guarda. En efeto todos quantos perros topaba , aunque fuesen alanos, ó gozques, decia que eran podencos , y así no soltó mas el canto. Quizá de esta suerte le podrá acontecer á este historiador , que no se atreverá á soltar mas la presa de su ingenio en libros, que en siendo malos , son mas duros que las peñas. Dile también que de la amenaza que me hace , que me ha de quitar la ganancia con su libro , no se me ca un ardite , que acomodándome al entremés famoso de la Perendenga , le respondo , que me viva el Veinticuatro mi Señor , y Christo con todos: viva el gran Conde de Lémos 3 cuya chris

tiandad y liberalidad bien conocida , contra todos los golpes de mi corta fortuna 5 me tiene en píe5 y vívame la suma caridad del Ilustrísimo de Toledo Don Bernardo de Sandoval y Róxas, y siquiera no haya emprentas en el mundo , y siquiera se impriman contra mí mas libros que tienen letras las coplas de Mingo Revulgo. Estos dos Príncipes > sin que los solicite adulación mía 3 ni otro género de aplauso j por sola su bondad , han tomado á su cargo el hacerme merced y favorecerme , en lo que me tengo por mas dichoso y mas rico , que si la fortuna por camino ordinario me hubiera puesto en su cumbre. La honra puédela tener el pobre , pero no el vicioso : la pobreza puede anublar á la nobleza, pero no escurecerla del todo : pero como la virtud dé alguna luz de sí, aunque sea por los inconvenientes y resquicios de la estrecheza 3 viene á ser estimada de los altos y nobles espíritus, y por el consiguiente favorecida: y no le digas mas, ni yo quiero decirte mas á ti , sino advertirte 3 que consideres > que esta segunda parte de Don Quixote , que te ofrezco 3 es cortada del mismo artífice y del mesmo paño que la primera 3 y que en ella te doy á Don Quixote dilatado, y finalmente muerto y sepultado , porque ninguno se atreva á levantarle nuevos testimonios , pues bastan los pasados, y basta también que un hombre honrado haya dado noticia destas discretas locuras 9 sin querer de nuevo entrarse en ellas: que la abundancia de las cosas , aunque sean buenas y hace que no se estimen, y la carestía 3 aun de las malas , se estima en alXll

20, Olvidábaseme de decirte, que esperes el Persíles, que ya estoy acabando , y la segunda parte de Calatea.

[graphic]
[graphic]

TABLA

DE LOS CAPÍTULOS DE ESTE TOMO.

Cap. I. De lo que el Cura y el Barbero pasaron con Don Quixote cerca

de su enfermedad. i

Cap. ii. Que trata de la notable pendencia que Sancho Panza tuzo con la

Sobrina y Aína de Don Quixote , con otros sucesos graciosos 15

Cap. ni. Del ridículo razonamiento que pasó entre Don Quixote , Sandio

Panza , y el Bachiller Sansón Carrasco 21

Cap. Iv. Donde Sancho Panza satisface al Bachiller Sansón Carrasco de sus

dudas, y preguntas, con otros sucesos dignos de saberse y de contarse. . . «o

Cap. v. De la discreta y graciosa platica que pasó entre Sancho Panza

y su inuger Teresa Panza, y otros sucesos dignos de felice recordación. . %6

Cap. vi. De ¡o que le pasé d Don Quixote con su Sobrina y con su Ama,

y es mío de los importantes capítulos de toda la historia 44

Cap. vil. De lo que pasó Don Quixote con su escudero, con otros sucesos

famosísimos. 51

Cap. viii. Donde se cuenta lo que sucedió d Don Quixote, yendo d ver d

su Señora Dulcinea del Toboso; 6c

Cap. ix. Donde se cuenta lo que en él se verd. 69

Cap. x. Donde se cuenta la industria que Sancho tuto para encantar d ¡a

Señora Dulcinea, y de otros sucesos tan ridículos como verdaderos 74

Ca?. xi. De la extraña aventura que le sucedió al valeroso Don Quixote

con el carro , ó carreta de las Cortes de la muerte 84

Cap. Xii. De la extraña aventura que le sucedió al valeroso Don Quixote

con el bravo caballero de los Espejos 91

Cap. xiii. Donde se prosigue la' aventura del caballero del Bosque, con el

discreto, nuevo y suave coloquio , que pasó entre los dos escuderos. ..... ico

Cap. xiv. Donde se prosigue la aventura de! caballero del Bosque icS

Cap. xv. Donde se cuenta, 7 da noticia de quien era el caballero de los

Espejos y su escudero 121

Cap. xvi. De lo que sucedió d Don Quixote con un discreto caballero de

la Mancha 124

Cap. Xvii. De donde se declaró el último punto y extremo, adonde llegó Y pu-
do llegar el inaudito animo de Don Quixote, con la felicemente acabada

aventura de los leones 15 í

Cap. Xviii. De lo que sucedió d Don Quixote en el castillo , ó casa del ca-

ballero del Verde Gabán , con otras cosas extravagantes 148

Cap. xix. Donde se cuenta la aventura del pastor enamorado, con otros en

verdad graciosos sucesos ■ •.. - 159

Cap. xx. Donde se cuentan las bodas de Camacho el rico , con el suceso

de Basilio el pobre 16S

[ocr errors]

Cap. xxi. "Donde se prosiguen las bodas de Camacho , con otros gusto-

sos sucesos 179

Cap. Xxii. Donde se da cuenta de la grande aventura de la cueva de

Montesinos, que esta en el corazón de la Mancha , d quien dio felice

fin Don Quixote de la Mancha 187

Ca?. Xxiii. De las admirables cosas que el extremado Don Quixote contó,

que katia visto en la profunda cueva de Montesinos, cuya imposibilidad

í grandeza hace que se tenga esta aventura por apócrifa 197

Ca?."x.x:v. Donde se cuentan mil zarandajas tan impertinentes, como ne-

cesarias al verdadero entendimiento desta grande historia 210

Ca?. 11T. Donde se apunta la aventura del jRebuzno, y la graciosa del

Titerero con las memorables adivinanzas del mono adivino 218

Ca?. xxvi. Donde se prosigue la graciosa aventura del Titerero con otras

cosas en verdad harto buenas 229

Ca?. Xxvii. Donde se cuenta quienes eran Maese Pedro y su mono , con

el mal suceso que Don Quixote tuvo en la aventura del Rebuzno , que

no la acabó como él quisiera, f como lo tenia pensado. 239

Cap. Xxviii. De cosas que dice Benengeli, que las sabrá quien le leyere,

si las lee con atención. 248

Ca?. xxix. De la famosa aventura del barco encantado 254

Ca?. xxx. De lo que le avino dDon Quixote con una bella cazadora. . . . 262

Cap. xxxi. Que trata de muchas y grandes cosas , 268

Ca?. Xxxii. De la respuesta que dio Don Quixote á su reprehensor, con

oíros graves y graciosos sucesos 278

Ca?. Xxxiii. De la sabrosa platica que la Duquesa, y sus doncellas pa-
saron con Sancho Panza, digna de que se lea, y de que se note...... 29 j

« PreviousContinue »