Page images
PDF
EPUB

q

[merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small]

DON ANDRES GOMEZ DE SOMORROSTRO,
Canónigo de la santa iglesia catedral, de dicha ciudad,
é individuo correspondiente de la Real Academia
de la Historia.

[graphic][merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][merged small]

Cum omnia ratione animoque lustraberis,omnium societatum nulla est gravior, nulla carior, quam ea, quæ cum Republica est unicuique nostrum: cari sunt parentes, cari liberi, propinqui, familiares: sed omnes omnium charitates Patria una complexa est.

[merged small][merged small][ocr errors]

PRÓLOGO.

Entre los pueblos, que afortunadamente se han con

servado en nuestra nacion, desde la mas remota antigüedad, y se han salvado de las ruinas y devastaciones, que sucesivamente ejecutaron en ella cartagineses, romanos, suevos, vándalos, godos y árabes, merece una atencion muy particular Segovia, ciudad de Castilla, situada á las faldas setentrionales de los montes carpentanos. Su nombre está manifestando su remoto origen: porque ni es púnico, ni griego, ni romano; sino español y propio de la lengua primitiva (1). Secuvia, Secovia, Seguvia, Segovia, son conocidamente voces muy antiguas; y con estos nombres se la llamó, sin notable alteracion, en la época de la dominacion romana, en la gótica, y hasta nuestros dias.

Hubo varias ciudades de este nombre en España: una situada en la Bética, de que hizo mencion Aulo Hircio, tratando de las guerras civiles de Pompeyo y Cesar (de bello Alexandrino cap. 57): «Irritado (dice el historiador) Q. Casio, legado de Cesar, con la sublevacion de Córdoba, movió sus tropas, y vino al dia siguiente á Segovia, próxima al rio Silicense: hablando allí á los soldados, examinó la disposicion

(1) Los Celtas se establecieron desde muy antiguo en nuestro pais, y en otros de España; y así como son nombres célticos Segobriga Segontia, Segisama, puede ser céltico el nombre de Segovia.

que

de sus ánimos, y los halló muy inclinados á Cesar, y que estaban resueltos á arrostrar cualquier peligro para restablecer en su obediencia la provincia.” Rodrigo Caro en su Corografia de Sevilla, lib. 3, cap. 50, dice que estuvo esta ciudad, á lo que se puede conjeturar, una legua de Carmona, camino de Ecija, cerca del rio de los Algamitas, llamado así porque nace en la tierra de Ronda, no lejos de la villa de Pruna, donde hay dos cerros llamados Algamitas; y despues añade el rio se llama Silicense, ó porque nace de peñascos, llamados silices en latin, ó porque le llamaban Sil, como ahora á otro rio de Galicia; y concluye: «estuvo pues nuestra Segovia Bética cerca de este rio; y en una puente que allí hay, y cerca de ella, se descubren algunos vestigios de antiguos edificios." A esta misma ciudad y á sus cercanías señala este escritor, como teatro del triunfo de Metelo sobre los dos hermanos Hertuleyos, capitanes de Sertorio. El señor marques de Mondejar pone en la Celtiberia dos ciudades de este mismo nombre; una en los Arevacos, y no lejos de Numancia; y otra á veinte y ocho millas de Coca, que es la nuestra; y dice en la Disertacion VII eclesiástica, cap. 5, que perteneció á los Vaceos: pero se separan de su modo de pensar nuestros críticos y geógrafos Florez, Masdeu y otros, que constantemente la fijan en los Arevacos; aunque alguno otro pone tambien otra Segovia en los Vaceos (1).

[ocr errors]

La Segovia, pues, que hoy existe, contiene un número muy considerable de antiguos monumentos, de

(1) En el Diccionario de los pueblos y despoblados de España, impreso de orden superior en la Imprenta Real, año de 1789, se pone en el artículo Segovia lo siguiente: "Segovia, ciudad realenga, ca"beza de provincia. Segoviela, lugar, tierra y provincia de Soria, ses"mo de Tera. = Segovia, lugar de la provincia y jurisdicion de Lugo. »Segovia de Salcedon, despoblado de la provincia de Salamanca. Se"govia del Doctor, alquería, partido de Salamanca."

=

=

los que trataron con brevedad nuestro historiador D. Diego de Colmenares, y el juicioso y sabio crítico D. Gaspar Ibañez de Segovia, marques de Mondejar, hombre muy respetado entre los literatos por sus esquisitos y profundos conocimientos en la historia, como lo acreditan sus escritos. Por todas partes se encuentran en ella restos de la grandeza romana, que son testimonios nada equívocos de la importancia con que se miró á esta ciudad cuando se construyó el acueducto, y de las ilustres familias que la habitaron. Es verdad que no ocupó un distinguido lugar en lo político, porque no fue colonia romana, formada como Itálica, Mérida y Leon de los soldados veteranos, que en recompensa de sus fatigas militares eran pre¬ miados por los cónsules y césares con dilatadas posesiones á costa de los vencidos. Tampoco fue convento jurídico, como Clunia, en la que se sentenciaban en grado de apelacion los pleitos de nuestra ciudad, y otras diferentes, como que en ella fijaron los romanos sus tribunales supremos. Pero si no gozó de tan ilustres distinciones, tampoco se degradó con el dictado de colonia latina. Contenta con los fueros de municipio, conservó sus leyes hasta la invasion de los setentrionales; y como no habia sido fundada por los romanos ni los godos, prefirió siempre sus leyes y costumbres á los pomposos dictados con que pretendian eternizar su nombre y memoria los gobernadores y emperadores de Roma.

Los escritores, que en el siglo de oro de la literatura romana hablaron de nuestra Segovia, no se estienden á otra cosa que á referir su nombre, colocándola entre los pueblos de la Celtiberia, que se llamaron arevacos; y nada dicen de su célebre acueducto, ni de otros. monumentos, que aun se presentan con frecuencia en ella, y que pertenecen á la época en la dominacion ro

« PreviousContinue »